Reservas
Calle Miguel Grau 147 - Sachaca 11am - 6pm +51 54 205348

Realizatu reserva








    RecordandoLa Historia

    La Maestra Picantera y su eterno prende y apaga

    Ama y Señora  Lucila Salas Valencia

    Sin duda, el personaje antológico de nuestra comida characata, quien no dejó de atender en su picantería a cuanto comesal llegara, trasmitiendo toda una enciclopedia viviente de tiempos pretéritos: “Donde ahora es la cocina cantaban, comían, bebían chicha. Venían catedráticos, profesionales. Todos bebían chicha y los doctores, los de la botica, decían: ‘Esto sí que es bueno para la anemia’. En el almuerzo del domingo se comía puchero de carnes. El jayari era a las 12, con los costillares de cordero. El picante a las 3 de la tarde: un chanchito de tres mesecitos, tiernito: se metía todo al horno y se servía con mote, papa y llantan. Y en la noche, las piernas de borrego (mechadas) se servían con cebollita, pasitas, maní, ensaladita de zanahoria, betarraga. Todo eso era rico. Ahora es puro arroz”.

    Doña Lucila, matriarca entre matriarcas, agrego una frase cargada de esa emoción que explica la persistencia de Nuestra Picantería La Lucila:

    “Todo ha cambiado, menos mi cocina. Esto es ambiente de picantería…

    Toda su vida la dedicó a hacer buenos platos. No podía caminar sola, no escuchaba ni veia bien, pero vivío contenta por lo que he hecho” el rescate y conservación de las tradiciones gastronómicas y culturales de la cocina arequipeña.

    Ahora toman la posta sus hijas y nietos con la gran misión de continuar el gran legado, Turistas de todo el mundo visitan Arequipa y «La Lucila» no dudan en probar algún potaje de nuestra carta, preparado como antaño a leña.


     
     

    LegadoLa Lucila

    Su Legado e Historia

    fundada por doña Lucila Salas, quien dirigió el negocio hasta los 95 años, edad en la que partió de este mundo. En esta picantería aún se usaba el batán de piedra y el plato estrella es el cuy chactado, pero también otras recetas arequipeñas como el rocoto relleno y el celador de camarón. Por sus ambientes han pasado presidentes, dictadores y personajes del espectáculo, que no pudieron evitar enamorarse de la sazón de la picantería. En la actualidad las cinco hijas de Lucila continúan el legado de su madre y con el amor por el buen comer que esta les transmitió. Este año presentarán en Mistura su rocoto relleno, acompañado con pastel de papa, y camarón a la parrilla con papa, lechuga y tomate.


    error: